¿Por qué los republicanos no quieren la ‘naturalización’?

Este pasado 30 de enero, miembros republicanos de la Cámara de Representantes se reunieron en Cambridge Masschusset para su retiro anual y allí hubo un inevitable tema: La reforma migratoria.

John Boehner, el presidente de la Cámara de Representantes, expuso en ese retiro lo que considera “crucial y necesario” -por parte del ala republicana- para que la tan proclamada reforma migratoria se convierta en realidad.

Boehner dejó claro en ese retiro a puertas cerradas – que muchos describieron como “intenso” en las discusiones del asunto migratorio- que “sí, es el momento de lidiar con el tema, pero ¿cómo lidiar con algo que es críticamente tan importante?”

“Una cosa es hacer aprobar una ley y otra cosa es la confianza del pueblo americano detrás de ese ley”, analizó Boehner.

En este análisis, Maribel Hastings, periodista y columnista de HuffPost Voces, es partidaria que en los momentos actuales el “recetario de excusas republicanas para la inacción en materia migratoria se queda sin ideas”. Hay una persistente interrogante, de esas que se hace el “ciudadano de a pie”, de los muchos que no logran entender en su totalidad los “vaivanes políticos”, de por qué la “reforma migratoria”, a los ojos republicanos, no “debe conducir a un camino a la ciudadanía”.

Líderes republicanos de Florida, en una teleconferencia en la que participó HuffPost Voces, argumentaron sus razones con este último y polémico punto.

Para Juan Zapata, comisionado del condado Miami Dade, significa “simplemente respetar la ley”.

“En pocas palabras es como poner el coche delante de los caballos. Tratamos de ir con la ley y por eso usamos el término legalizar y no naturalizar. Es tomar un paso a la vez [...] Es paso a paso y creo que la gente lo entiende, que no lo podemos hacer todo de una vez […] No es una amnistía e insisto tratamos de respetar y seguir la ley”, reiteró.

Rudy Fernández, exasesor de asuntos intergubernamentales en la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush, y actual profesor adjunto de la Universidad de Miami, considera desacertada la postura de quienes aseguran que no se quiere hacer ciudadanos a los 11 millones de indocumentados por un temor a que sea un voto en masa a favor de los demócratas.

“Como miembro de la campaña de Bush en el 2004, yo puedo testificar el hecho de que el Presidente Bush tuvo gran éxito apelando al voto hispano en el 2004. Recibió el 44 por ciento del voto hispano en esa elección. Creo que los republicanos podemos competir por el voto latino si nos enfocamos en un mensaje positivo y articulamos efectivamente nuestras ideas para fortalecer nuestra economía y mejorar el rol del gobierno”, reiteró Fernández a Huffpost Voces.

Carlos Curbelo, también miembro de la Junta Escolar del Condado Miami Dade, aclaró, que no hay nadie más interesado que los líderes del sector educacional en pasar la reforma migratoria.

“Empezando porque a estas alturas es un tema que no se puede ignorar, que tiene y tendrá un impacto en las escuelas. La inmigracion, además, tiene un impacto en los negocios, especialmente en los pequeños negocios y nadie más que nosotros para encontrar una solución para nuestro sistema de inmigración que está roto”, precisó el dirigente estudiantil a HuffPost Voces.

Janell Hendren, miembro del Florida Farm Bureau Foundation, cree que el sector agrícola es una de las áreas más sensibles y afectadas dentro de la polémica nacional por el papel que representa la fuerza de trabajo indocumentada.

“Hay que ir a los campos y ver como todos los días estos inmigrantes trabajan muy duro. Con sólo ver esa realidad, necesitamos que ellos puedan ser legales […] El trabajo en el campo es algo que los republicanos reconocemos y apoyamos por el tremendo esfuerzo y por esa razón necesitamos que el sistema de inmigración trabaje funcione para el sector agrícola”, explicó Hendren durante la teleconferencia.

El senador cubanoamericano de Florida, Marco Rubio, había reiterado un día después del discurso del Estado de la Unión del presidente Obama emitido el 28 de enero que elmandatario es el “culpable” de que no se haya logrado una reforma migratoria a estas alturas porque “desconfían de él”.

Publicado por: Roxana
Ningun Comentario »
26 Febrero 2014
Archivado Bajo: Derecho penal

Dejenos su Comentario

viagra